TIEMPO DE APRENDER  Espacio para el Aprendizaje Cotidiano

Entradas destacadas

¿Nos falta tiempo o nos falta energía?

28 May 2017


A menudo creemos que no logramos manejar nuestro tiempo. Que nos faltan horas. Que nos faltan días. Batallamos a diario con ese desafío. Exprimiendo al máximo cada minuto. Y es posible que estemos equivocando el foco. ¿Y si en realidad, lo que nos faltara, no fuera tiempo? ¿Y si lo que tuviéramos que revisar no fuera el control de nuestras horas, sino en qué y cómo las invertimos? Como dice Tony Schwartz "Necesitamos gestionar nuestra energía, no nuestro tiempo".

Una forma de habitual de observar al ser humano, es comprenderlo en sus cuatro dimensiones: mente, emoción, cuerpo y espíritu.

La mente por nuestra capacidad de generar ideas y pensamientos.

La emoción por nuestra capacidad de sentir.

El cuerpo por nuestras sensaciones y posturas físicas.

El espíritu por nuestro sentido de trascendencia y la capacidad de conectarnos con propósitos.

 

Todos podemos reconocernos en cada una de esas cuatro dimensiones. Lo que quizás no tengamos tan claro es que, en cada una de ellas, ganamos y perdemos energía.

Cuando decimos "estoy agotado/a" ¿A qué nos referimos?

¿Estoy agotado mentalmente, emocionalmente, físicamente o espiritualmente?

 

Ahora que se acerca el verano y, para muchos, el momento de descansar, podría ser útil revisar qué necesitamos realmente. ¿Un descanso en qué dimensión?. Y, sea cual sea la más desgastada, ¿qué podemos hacer para revitalizarla?.


En los últimos meses he visto como un mismo lamento se repetía en muchas personas. Fuera cual fuera la organización a la que pertenecían, expresaban su desgaste en términos parecidos:  "Llevamos muchos años haciendo esfuerzos para sostenernos. Estamos cansados". 

Las he visto llorar, sonreír, sorprenderse, reflexionar, descubrir. Fuera cual fuera su estado y su reacción, en todas ellas se intuían esas ganas diluidas aunque todavía despiertas: Ganas de vivir y trabajar mejor. El deseo de disfrutar de nuevo, de reír. 

Parece que se nos han desgastado las fuerzas pero no los deseos.

En realidad no es algo nuevo. Los primeros talleres que aprendí a facilitar, fueron talleres para la gestión del estrés. Por aquel entonces, yo apenas tenía veintitantos, y trabajaba sobre todo en el ámbito de la salud (hospitales y centros médicos). Ya entonces, el desgaste se vivía cotidianamente y las medidas para paliarlo eran más reactivas que preventivas.

 

Creo que lo que ha empezado a cambiar en los últimos tiempos, es la idea de que necesitamos una forma de cuidarnos más sostenible, constante y disciplinada, en lugar de buscar medidas de choque cuando las cosas ya se han puesto muy mal.

 

Por ese motivo, aprender a distinguir la forma en que cuidamos de esas cuatro dimensiones, puede ser importante. 

Nuestro mundo es el que es, el que hemos construido, e igual que nos empuja hasta el vértigo, también nos ofrece la oportunidad de desafiarlo, de encontrar oportunidades más equilibradas para caminar la vida. 

 

Hagamos algo sencillo para empezar. Hagámonos esta pregunta:

¿Con cuál de estas cuatro frases me identifico más en estos momentos? 

 

"Necesito dejar de pensar, dejar de atender cuatro cosas a la vez."

"Necesito disfrutar más, sentirme mejor."

"Necesito tiempo para parar y descansar."

"Necesito encontrarle sentido a mis días."

 

¿Cuál te repites con más frecuencia?

Si puedes reconocerte en la primera, es tu mente la que anda desgastada.

Si puedes reconocerte en la segunda, son tus emociones las que reclaman recarga.

Si es la tercera la que más te suena, es tu cuerpo el que pide atención.

Si la cuarta la repites con frecuencia, es tu dimensión espiritual la que te avisa.

 

Podemos hacer varias cosas para recargar nuestra energía en cada dimensión. De momento, prueba con estas cuatro:

 

  1. Concéntrate en una sola cosa cada vez estableciendo pequeñas metas.

  2. Sé agradecido con lo que recibes de los demás.

  3. Duerme lo suficiente.

  4. Reserva espacios que dedicar a las cosas que más te importan.

 

Y recuerda: No podemos recuperar nuestro tiempo, pero sí nuestra energía.

 

Si quieres aprender más, el próximo sábado 17 de junio, dedicaremos el taller de este mes a "Manejar nuestro tiempo y nuestra energía".

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos
Buscar por tags