Cosas que pedirle a la vida

Esta primavera inesperada, a finales de febrero, me ha hecho pensar en las cosas buenas que uno puede pedirle a la vida. Me ha hecho pensar en todos los anhelos humanos que he escuchado. En todas las búsquedas que me han compartido, a lo largo de este invierno que aún no termina. Cada conversación mantenida, cada taller en grupo y cada sesión individual, ha traído consigo una retahíla preciosa de búsquedas humanas. Búsquedas inquietas, desde el temor; búsquedas alegres, desde el entusiasmo; búsquedas dispersas o enfocadas; búsquedas tranquilas o con prisa...todas ellas, legítimas y con sentido para sus propietarios. Algunas personas buscan estar en paz consigo mismas, otras, construir una re

TIEMPO DE APRENDER  Espacio para el Aprendizaje Cotidiano